El alcalde, Pepe Carrasco, ha visitado la zona junto al arquitecto del proyecto para comprobar el resultado de los trabajos de puesta en valor y recuperación de los valores singulares de este elemento arquitectónico del casco histórico de Casares, que originalmente formaba parte del convento capuchino del Llano.

La intervención ha consistido en una retirada de las múltiples de capas de cal y pintura que ha recibido a lo largo de los años para recuperar el revestimiento original, los ladrillos vistos y la rehabilitación de la cruz que corona la portada.

Y una vez restauradas las zonas dañadas, se han fijado con la pigmentación original envejecida, destacándolo del conjunto de viviendas que lo rodean y dejando entrever sus extremos, para que se pueda apreciar que formaba parte del muro perimetral que delimitaba el recinto del convento franciscano-capuchino del Llano.

También han sido eliminadas las señales de tráfico y el cableado, cuyo soterramiento ya está preparado por parte del Ayuntamiento con lo que se está a la espera que lo ejecuten las compañías de electricidad y telefonía.

Los trabajos han sido realizados por la misma empresa y dirigido por el mismo arquitecto, Jesús Castaño, que ha hecho la restauración de la fachada de la iglesia. El proyecto de recuperación de elementos de interés patrimonial del casco de Casares va a continuar la próxima semana con la puesta en valor del pasaje de “El Portal”, y posteriormente con “las coperas” de calle Copera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here