Después de un largo encierro en casa, la población ha cogido la calle y las playas con ganas y eso empieza a pasar factura a la piel.

Como la piel no se ha ido preparado para recibir la radiación solar, al salir la población a la calle ha habido un aumento de las quemaduras y un incremento de personas que han acudido a una consulta médica a pedir ayuda.

Con motivo del Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel, los especialistas recuerdan que este tipo de quemaduras favorecen la aparición de tumores en la piel, además de provocar manchas cutáneas y acelerar el proceso de envejecimiento.

Por eso, recomiendan que la exposición solar sea gradual para facilitar la adaptación de la piel y, sobre todo, evitar los rayos del sol en las horas centrales del día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here