La Escuela Municipal de Paddle Surf de Casares ha terminado su primer curso con balance muy positivo tanto por parte de la concejalía de Deportes como de la organización.
El concejal de Deportes, Nicolás Morales, ha destacado la buena aceptación de esta iniciativa pionera en el municipio y ha anunciado que de cara al próximo curso se ampliarán las plazas para poder dar respuesta a la alta demanda que han tenido las clases.
Un total de 36 alumnos han pasado por esta escuela divididos en cuatro grupos de infantil y adultos. Las clases comenzaron en marzo y tras el parón por el confinamiento, se retomaron en junio y se han prolongado hasta principios de octubre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here