Unos trabajos que se realizan de forma conjunta con la Guardia Civil en todo el término municipal.

La Policía Local ha informado que durante esta semana pasada se han producido dos delitos de desobediencia grave a agentes de la autoridad y han aumentado las denuncias administrativas por ignorar las medidas. Desde que el pasado día 30 de marzo se intensificasen las medidas restrictivas a raíz de las indicaciones del gobierno central para prevenir el contagio del Covid- 19 la Policía Local de Casares ha tenido un total de 14 denuncias y dos delitos de desobediencia.

La labor de la policía durante estas semanas consiste en patrullar en los tres núcleos de población. Si los agentes observan alguna persona caminando y hay sospechas  de que no está en una de las situaciones autorizadas, se le requiere para que se identifique y justifique el motivo por el que está circulando por la vía pública. Además,  en  diferentes días y horas de la semana, se han establecido controles que se hacen de forma conjunta con una patrulla de la Guardia Civil, deteniendo a todos los vehículos para solicitarles la justificación de circulación.

La policía actúa de oficio, y también a instancias de diferentes quejas de vecinos que alertan de personas que están mucho tiempo en la calle,  por ejemplo sacando al perro, corriendo  o paseando sin ningún rumbo concreto. De las 14 denuncias habidas estos últimos días, las más numerosas provienen de Casares Costa.

Ismael Arroyo, jefe de la Policía Local de Casares explica que los únicos supuestos por los que las personas pueden circular por la vía pública son para hacer la compra, sacar a la mascota a hacer sus necesidades, ir a una consulta médica, atender a una persona dependiente, o a trabajar en los supuestos laborales contemplados por el ministerio.

Recuerda también que las denuncias llevan un procedimiento administrativo con una sanción aparejada de cuantías elevadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here