La mayoría de constructoras que trabajan en el municipio han aplazado los trabajos por el confinamiento

La calle Rafael Alberti de Marina de Casares ya está abierta al tráfico a pesar de que las obras de mejora del saneamiento y evacuación de aguas están pendientes de los remates finales para que pueda ser recepcionada por el Ayuntamiento, ha explicado la teniente de alcalde y concejala de Infraestructura, Antonia Pineda.

A finales de la pasada semana se puso el firme de aglomerado, unos trabajos que se han agilizado para que los residentes de la zona pudieran entrar hasta sus viviendas con sus vehículos y ante la previsión de lluvias. Y la empresa constructora ha decidido aplazar los últimos detalles de la obra hasta que finalice el estado de alarma.
Una medida similar han tomado otras empresas que trabajan en nuestro municipio, una decisión que ha sido individual y respetada por el departamento de Infraestructuras y Obras del Ayuntamiento de Casares, a fin de que puedan ofrecer mayor seguridad de los trabajadores.

La constructora del puente peatonal de La Jordana también ha dejado los retoques finales del proyecto para después de la crisis, mientras la construcción de los usos múltiples de Casares Costa ha sido suspendida de forma temporal, según el acta trasladada por los técnicos de diputación que llevan la dirección de obras.

Otras obras que están a falta de revisión para recepcionarse, son la del Polígono Industrial, la entrada a Casares por el Puerto de Ronda y la calle Fuente.

Por su parte, los trabajos de la Plaza Marcelino Camacho están parados por las inclemencias del tiempo, ya que el tratamiento microcemento que se está aplicando a la cubierta debe hacerse sin humedad ninguna.

En el caso de Secadero, continúan los trabajos en el Parque de Agua, aunque de forma pausada y con un solo trabajador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here